Próxima carnicería económica traerá la impugnación de Bush