¿Política exterior o dogma de asuntos exteriores?