¿Apoyará el pueblo a Obama como lo hiciera con FDR?