Dos decisiones con poco riesgo y muchas esperanzas