¿Y quien aconseja a Obama sobre Afganistán?