Obama transformándose en político consumado