Nueva sobrecubierta a la tragedia del Oriente Medio