La recesión económica en EEUU sigue vivita y coleando