Civismo y criminalidad en una plutocracia monárquica