Terrorismo: Arma de último recurso para los amedrentados