No, Ellen, la Izquierda Esperanzadora no se vislumbra en el horizonte