Meritocracia, "explotocracia" y déficit presupuestario