Mitología estadounidense: la fábula de Enron