Conciliación: requisito de toda democracia