La aventura estadounidense con "exuberancia irracional"