Sufrimiento en Gaza: Un Grito con Voz Apagada


El pasado viernes (8 de octubre) decidí asistir a una charla en la Universidad Estatal de Pórtland (Oregon, EEUU) patrocinada por el grupo estudiantil SUPER (siglas en inglés de Estudiantes Unidos por los Derechos de Igualdad para los Palestinos) y dada nada menos que por el apasionado activista Kenneth O’Keefe quien hoy día aboga por dos causas, ambas impopulares con la mayoría norteamericana, que son el establecimiento de Palestina y Hawai como países independientes.

Pero más que una charla o conferencia, nuestra intima y agradable reunión de 60 a 70 personas parecía un ensayo-solidario de un coro de izquierdistas. Y allí estaba Ken O’Keefe con su batuta... predicando y dirigiendo a su complaciente coro.

Mi ansiedad en escuchar y ver a esta celebridad cuyo nombre asocio con el incidente del pasado mayo – incidente que fue un desastre internacional para Israel – de “Flotilla Libertad para Gaza” y los nueve pasajeros a bordo del MV Mavi Marmara que dieron sus vidas; así como su acto como escudo humano en la invasión de Irak (2003).

La sesión de dos horas, que incluyó el periodo habitual de preguntas al final, terminó siendo mas bien una presentación de la lucha personal de O’Keefe – y quizás hasta pudiéramos añadir auto-glorificación – y no tanto una revelación del sufrimiento de millón y medio de palestinos que habitan esa jaula de 360 kilómetros cuadrados bloqueada por aire, mar y tierra simplemente por el hecho de que los gobiernos de Israel, EEUU y la UE, todos grandes defensores de la democracia, irónicamente y sin escrúpulos decidieron que los palestinos que habitan Gaza no habían votado “como Dios manda” en las elecciones parlamentarias del 2006. Tan solo unas cuantas frases que totalizaron menos del 1 por ciento de la conferencia tuvieron correlación directa con el sufrimiento inhumano de los palestinos que residen en Gaza, el otro 99 por ciento, por desgracia, no.

La velada no careció de color o interés. Ken O’Keefe, un veterano de guerra y ex infante de marina norteamericano, ahora convertido en activista de rigor y ciudadano del mundo después de renunciar su nacionalidad estadounidense, fue elocuente y carismático en el contexto del coro que le escuchaba... masculinismo y bravuconería, y unos cuantos tatuajes, definitivamente le ayudaron. Pero a final de cuentas, la causa palestina hubiera ganado muchísimo mas si el publico hubiese sido mayor y con diversidad política... y si el Sr. O’Keefe dejara de usar en su charla tantas hazañas personales, reemplazándolas con una llamada a armas y corazones, en apoyo a un pueblo que lleva sufriendo por tres años tanto dolor, angustia y depravación.

Hay tantas cosas que decirle al público norteamericano, cosas que los medios corporativos se pasan de largo o no se atreven a decir. Y es este público en general quien debe ser blanco para poderse obtener apoyo en una causa; y ninguna causa con mayor necesidad de justicia que la de levantar, no simplemente aminorar, el bloqueo de Gaza. Este no es sino el ultimo capitulo en lo que los palestinos refieren como “Nakba”, un termino que denota un evento que ha traído la catástrofe; una palabra que describe, o mejor dicho implica, el gran sufrimiento causado por culpa de establecerse Israel como nación. [Actualmente se está intentando en el Knesset que se legisle para castigar a grupos árabes dentro de Israel que sugieran tal Nakba.]

Últimamente nos han dado un llamado Cuarteto que forma juicios y aconseja sobre el Oriente Medio, compuesto por la ONU, EEUU, la UE y Rusia, con Tony Blair como su aparente portavoz. La decisión que Israel tomó en junio, después del tal fiasco de la flotilla, de disminuir las restricciones permitiendo el paso de comestibles y artículos de hogar, ha sido aclamado por el Cuarteto como un buen comienzo; sin embargo, el liderazgo de Hamas parece tener razón cuando insiste que este acto no es otra cosa que el “embellecer” el bloqueo y despistar a la opinión publica. Pero para EEUU, Hamas es tan solo una organización terrorista, como años atrás fuera el CNA (Congreso Nacional Africano) de Mandela antes que estos tomasen las riendas de Sudáfrica de la entonces minoría blanca en 1994.

El bloqueo de Gaza no es simplemente una forma colectiva, e ilegal, de castigar a una población civil. Lo critico de esta situación se acrecienta aun mas por dos factores muy importantes que hacen de este crimen un verdadero holocausto: (1) la aplicación estricta por el mando militar israelí, junto a la cooperación del gobierno egipcio – sin duda temeroso de perder 2.000 millones de dólares anuales de ayuda estadounidense si no coopera con Israel en la implementación de este bloqueo a lo largo de su frontera con Gaza; y (2) Gaza el ser una enclave pequeña tanto en tamaño como en población, demasiado diminuta para poseer un grado mínimo de independencia económica, y donde el 80 por ciento de la población depende de ayuda exterior.

Al publico norteamericano se le debe hacer saber el éxito que tal bloqueo tiene para Israel, tanto en devastar una economía que ya era frágil de por si antes del bloqueo, manteniendo además con gran destreza a la población “viva”... pero teniéndola siempre al borde de la inanición.

Aunque Israel mantiene que lo suyo es un bloqueo por seguridad, atribuyéndole al mismo el que en el ultimo año (hasta mayo del 2010) no haya tenido ni una victima por agresión terrorista asociada con Gaza, la realidad indica que el bloqueo es político con una constante guerra económica que ha diezmado la economía de Gaza. Balance: desde el establecimiento del bloqueo la mitad del terreno dedicado a la agricultura se ha hecho inaccesible y está sin producir; la mayor parte de su manufactura ha cerrado sus puertas con un desempleo estimado en el 40 por ciento; y las restricción a que los pescadores no puedan pescar sino dentro de 3 millas náuticas (con los bancos de pesca reducidos o agotados), en vez de las 20 millas antes, ha puesto al 90 por ciento de la población pesquera de Gaza (4.000 pescadores) en estado de pobreza con ingresos mensuales entre 50 y 190 dólares.

La injusticia del bloqueo y sus consecuencias inhumanitarias... eso es lo que el público norteamericano necesita saber, no importa su posición en el espectro político. Y, desafortunadamente, el predicar solamente a los que ya son conversos a esta causa es de suma ineficiencia y eficacia. Tanto eso, como el uso inapropiado de boicots y sanciones, suele tener un efecto opuesto al que se intenta. El BDS global (Boicot Desinversión Sanciones) contra productos/inversiones de Israel solo tendrán éxito en situaciones especificas que dan un saldo positivo después de un cuidadoso estudio; de no ser así, el resultado será contraproducente.

En este caso, los universitarios del grupo SUPER han puesto su objetivo de boicot en New Seasons Market, una pequeña cadena de tiendas de comestibles especializada en productos locales y orgánicos, que es un modelo progresista en el trato de clientes y empleados – una plantilla de 1.500 que participará como dueños en los beneficios bajo un plan modelo e innovador – y todo por tener de venta en sus tiendas tres productos de Israel que ni siquiera representan una diez-milésima parte de sus ventas. Un error tremendo y triste por parte de jóvenes universitarios que tienen las mejores intenciones.

Y volviendo a nuestro Ken O’Keefe, con critica constructiva, decimos: Salve, O’Keefe, saludamos tu empeño en la búsqueda de justicia social y aceptamos el liderazgo que nos ofreces. De todas formas te pedimos que nos acompañes en rendir tributo a los héroes que lo merecen: el pueblo de Gaza. Usa tu talento y carisma narrando su historia a los que necesitan oírla... y no solo a los progresistas que ya se identifican contigo.