"Imparcialidad" de Fox Cable News

EEUU: cuna de la publicidad, relaciones públicas, lemas y exageración circunspecta.

A nosotros los estadounidenses, de forma similar a los Borg de ciencia ficción, se nos enchufa apenas nacemos a una colectiva de conocimiento, un cerebro central. Tan pronto nuestros ojos pueden discernir imágenes y sonidos con claridad de asociación, se nos empieza a alimentar con sólidos de mercado y líquidos de publicidad que nos transformará en consumidores robustos, y autómatas. Esa es la realidad cuando creces en EEUU, enchufado a ese cerebro central que estimula superconsumo mientras que no reconoce aquellos que no tienen que consumir.

Somos soldados del consumo, listos para comprar lo que se nos ofrezca. Mercancía o ideas, da lo mismo. Tan solo pedimos que el empaquetamiento sea colorido y de primera categoría; sin preocuparnos si recibimos 600 gramos en el bote que marca un kilo. Hasta las guerras son aceptables si se hacen para proteger ese cerebro central, sobretodo si se las da nombres que resulten pegadizos.

Como si el cerco de esta propaganda no fuese suficiente ¿quien sale a la palestra sino los medios televisivos de cable? “La estación mas fiable en noticias”… “Noticias que son justas e imparciales”. ¿Noticias en que puedas confiar… noticias imparciales? Definitivamente material para una comedia, excepto que refleja mucho más a una tragedia griega, donde el público son también actores.

Pero si a CNN se la puede juzgar por anotarse algo inmerecido, el premio mayor en exuberante cinismo se lo lleva Fox Cable News por darnos el lema que representa precisamente lo que tal cadena no es: justa e imparcial. Ni en sus noticias. Ni en sus comentarios. Sin embargo, cuando se les pone en duda, sus respuestas son dadas por individuos que aparentan sufrir del síndrome de perfecto programador, dada su arrogancia.

Quizás los estadounidenses puedan sentirse con suerte de que Bush no haya ascendido al vocero de la Casa Blanca a nivel de Ministro de Información. No fue necesario hacerlo. Hubiera sido un problema tener que convencer a la nación con otro Ashcroft que siguiera la tradición de Goebbels. En su lugar, el presidente encontró el perfecto sustituto para llevar su causa, y además gratis: Fox Cable News. Estudiantes en comunicaciones verbales encontrarán un portento de datos para analizar y llegar a conclusiones sobre el tamaño de la mentira descarada implícita en ese lema de “noticias justas e imparciales”.

Si Fox requiere un lema, ¿por qué no escoger uno que suene bien y patriótico, y que lo haga sin engaño? Digamos, “La Voz de América, versión nacional”. El gobierno de Bush no creo se opondría al uso de ese lema, ya que llevamos década y media sin los importantes públicos extranjeros que “La Voz” tuviera. El Senador Chuck Hegel acaba de indicar a “La Voz” hace unos días, refiriéndose a las naciones que son sus objetivos, que la democracia necesita salir de dentro, y que las instituciones multilaterales son importantes para encorajinar ese desarrollo (… ¡razonamiento increíble para un Republicano en 2003!)

Dejemos que la maquina propagandística se concentre en el público casero por medio de de una cadena “nueva y mejorada” Fox News Cable, “La Voz de América, versión nacional”. No se necesitaran cambios en su operación, tan solo en su lema. Y no se requerirá el continuo repetir “Nosotros reportamos, tú decides” cuyo significado implica “Nosotros reportamos como tú debes decidir”.

Desafortunadamente, estadounidenses racionales continúan confrontando un gran problema si prefieren sus noticias sin filtración o censura. Libertad de prensa no significa nada cuando aquellos encargados de difundir noticias sienten un deber patriótico de autocensura; o, en el caso de Fox, si llevan a extremos el colorear las noticias con un matiz patriotero (en el mejor de los casos), o las emborronan con evidente neo-fascismo (en el peor).

Aun las cadenas PBS-NPR, cuya imparcialidad es reconocida, ejercen excesiva timidez, algo quizás simbólico de estos tiempos. Afortunadamente, aun podemos recurrir a la madre patria para recibir noticias internacionales que sean justas e imparciales. Gracias, Gran Bretaña… aunque pudieras haberte ahorrado darnos al “articulado Tony”, te estamos agradecidos por permitirnos compartir ese baluarte dentro de los medios de comunicación mundiales, la BBC.