Artículos por Ben Tanosborn

Han trascurrido catorce años desde el comienzo de mis artículos semanales “Tras el Espejo”, de carácter socio-político, con la esperanza de que estos trajeran perspectivas nuevas que nos permitiesen vernos con ojos prestados… y no con nuestros ojos refractarios estadounidenses.

Esas perspectivas nuevas han aparentado estar en algunos casos en carne viva para un lector estadounidense no acostumbrado al auto-criticismo en la prensa y a los retos que tan frecuentemente acompañan la verdad.  Y en ninguna situación es esa ofuscación tan evidente como lo es en materia de relaciones internacionales.

Para contrarrestar esa percibida terquedad norteamericana en la perpetuación de mitos e ideas de una América idílica, de cuentos de hadas, hemos intentado una y otra vez de esclarecer la discusión tanto en el ámbito doméstico como en el internacional; nuestra esperanza en este último cifrada en que podamos encontrar una forma más razonable e imparcial de evaluar nuestra política exterior.

Desde comienzos del 2003, y la preparación a otra guerra innecesaria (Iraq), hemos observado, y retado, las acciones militaristas y políticas promulgadas en los últimos seis años de la desenfocada presidencia de Bush (hijo) tanto en política doméstica como en política exterior.  Tal política dejó a EEUU en la ruina y un estado económico comatoso que posiblemente perdure toda una generación, y un abismo que cada día se ensancha separando al rico del pobre; y todo esto mientras se sufraga una armada imperial cuya verdadera misión es la protección del multi-abanderado capitalismo global… y lo que muchos analistas políticos cifran es la razón de ser del terrorismo actual procedente del Oriente Medio.

Pero el adiós de Bush a la política, en contraste a las esperanzas infladas e irrealistas de muchos, no cambió en forma discernible la forma en que EEUU es gobernado.  ¡Ni poco, ni nada!  Después de cinco años como presidente del país, Barack Obama es prueba viviente de ser Comandante-en-Continuidad… y nada más; absolutamente nada más.  Aunque Obama ha demostrado su capacidad y caudillaje en el ámbito doméstico, tanto económico como social, careciendo de atributos mágicos no pudo superar el todavía existente racismo en EEUU, o los tentáculos que mantiene Israel sobre la política exterior norteamericana.  Lo más probable es que Obama entre a la historia como un político capaz pero sin el duende político de un FDR o Lincoln… que es lo que EEUU necesita hoy día.

La política en EEUU ha inaugurado una nueva era con la elección de Donald J. Trump.  Por ahora nos abstendremos de comentarios hasta que emerjan resultados de su política a lo largo de su presidencia, y los midamos frente a nuestras normas de paz y progreso social.       

Los cambios necesarios en política exterior – causa principal de todas nuestras guerras, y en política económica domestica – razón por la que ahora se agrupa a los norteamericanos en dos campos de ricos y pobres, no ocurrirán hasta que haya una turbulencia en todos los aspectos de la sociedad norteamericana: social, política y económica.  Hasta que llegue ese día, continuaremos retando la política de nuestro país con voz progresista… pregonando nuestro reclamo de justicia social.

Ben Tanosborn
1 de enero del 2017


Archivo de artículos

 

Artículos – 2011
Artículos – 2010
Artículos – 2009
Artículos – 2008
Artículos – 2007
Artículos – 2006
Artículos – 2005
Artículos – 2004
Artículos – 2003

 

El autor no ha traducido sus artículos al español desde diciembre, 2011, invitando a la prensa hispana, tanto digital como impresa, a que proporcione su propia traducción requiriéndola solamente que nos haga saber sus intenciones.

Sobre Ben Tanosborn

Ben

Tras completar sus estudios universitarios en UCLA (Universidad de California, Los Angeles), BT empezó una carrera empresarial que le llevaría a cinco continentes y expondría a varias culturas, haciéndole darse cuenta de la importancia que tiene para todo estadounidense el ser un embajador ejemplar para su país. Con sus artículos socio-políticos, BT espera aportar su grano de arena a la discusión nacional estadounidense en materia de asuntos exteriores. Su columna se publica en periódicos digitales e impresos de varios paises, y en varios idiomas.

Una antología de novelas cortas, E Pluribus Undecim, se publicó – en ingles – en diciembre 2011 bajo su pseudónimo en obras-ficción, Gil Tower-Meadow.

BT reside en Vancouver, Washington (EE.UU.) donde dirige un consultorio para PYMES.